NOTICIAS

Presentados los prototipos de los 18 primeros talleres que utilizarán la marca ya registrada Real Alcázar de Sevilla

Foto: M.J. López

Que el Real Alcázar tiene una gran belleza y que deja asombrados a todos sus visitantes no es ninguna novedad. A más de uno les gustaría llevar consigo algún recuerdo en forma de abanico, azulejo o joya de este edificio regio. En poco tiempo esto será posible gracias a la iniciativa de la Federación de Artesanos, en colaboración con el Real Alcázar.

Un total de 18 talleres artesanales han plasmado su particular visión del Alcázar en los prototipos que presentaron ayer y que, en breve, serán comercializados bajo la marca Real Alcázar. Según explicó el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, “éste es el resultado de un año de trabajo de la Federación de Artesanos de Sevilla, que ha hecho un gran trabajo de selección para llegar a estos 18 productos se comercializarán bajo la marca Real Alcázar de Sevilla que, por otro lado, fue registrada en la Oficina de Patentes”. Además de en la tienda de recuerdos del Alcázar, los objetos artesanales se venderán en comercios.

Por otro lado, la delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño, recalcó que en estos productos “se une la calidad extraodinaria de la artesanía sevillana con un monumento delarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco”.

Ángeles Terán, la presidenta de la Federación de Artesanos de Sevilla, explicó que los requisitos de calidad para llegar hasta esta selección han sido muy exigentes tanto con la calidad como con la originalidad de los diseños.

El resultado son pañuelos de seda natural pintada a mano que evocan los baños de María de Padilla o los reflejos del estanque de Mercurio, chales de seda habotai, abanicos y cluth en seda natural pintados a mano que recuerda la azulejería del Alcázar. A ellos se suman tapices basados en la cerámica gótica del salón de los tapices, marcapáginas con flores prensadas de los jardines del palacio. Esto convive con la joyería realizada en resina-cristal, plata y pétalos de flores naturales, joyería hecha en vidrio y plata, joyería elaborada en barro cocido y esmaltes metalizados, piezas de esmalte, joyería en plata esmaltada al fuego, piezas elaboradas en latón bañado en plata, joyería cerámica esmaltada en tonos arena y arcilla, forja en hierro, tazas confeccionadas en porcelana, pajaritas en seda hechas a mano y broches de hilo de plata, mosaicos con azulejos esmaltados e imanes cerámicos de cuerda seca.

En estos momentos, se está trabajando en el etiquetado de los productos. La idea es situarlos próximamente en el mercado e ir avanzando en la creación de nuevos artículos, que los artesanos irán comercializando en sus propios puntos de venta, talleres y mercadillos. Antonio Muñoz, por último, ha aclarado que la utilización de la marca Real Alcázar de Sevilla no será exclusiva de los artesanos sevillanos, “sino que también se abrirá a cualquier creación artística, previa solicitud y autorización y siempre y cuando cumpla con las estrictas exigencias”

Fuente: Diario de Sevilla

Mas información: Diario 20 minutos